Empresarios en bloque, rechazan pretensión de aplicar nuevos impuestos a partir del 2021

CHETUMAL, MX. – Representantes empresariales de la zona norte formaron un bloque para rechazar de manera rotunda la intención del gobierno del Estado de aplicar nuevos impuestos a partir del 2021 y, en cambio, propusieron, entre otras cosas, que el Ejecutivo se apriete el cinturón y disminuya su gasto corriente y reduzca el presupuesto asignado a dependencias, entre ellas la representación del gobierno del Estado en la Ciudad de México y la Coordinación de Comunicación social, para generar ahorros.

Además, los representantes de las diversas cámaras empresariales advirtieron que ya no se van a dejar y que exigirán sus derechos y estarán de manera permanente exigiendo a diputados federales y locales que cumplan con su trabajo de legislar sin afectar a la ciudadanía. 

Durante una reunión de trabajo de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta que por momentos se volvió ríspida, el diputado Eduardo Martínez Arcila defendió la aplicación del cobro de 10 dólares a turistas que ingresen al estado que se pretende realizar a partir del próximo año y su voto a favor, mientras que Carlos Hernández Blanco señaló que los empresarios serían escuchados, así como también los representantes de otros sectores económicos que demandan mayores servicios y apoyos sociales mediante la canalización de recursos antes de desearles buen viaje. 

El presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, Miguel Ángel Lemus Mateos, afirmó que la intención era dialogar y concertar con los diputados para que hagan conciencia de que el sector productivo empresarial no puede aguantar nuevos impuestos y más cargas impositivas. 

“Durante la pandemia nos hemos tenido que apretar el cinturón para mantener la plantilla laboral a pesar de la disminución de utilidades que obligó también a reducir salarios a la clase trabajadora para no despedir gente”, afirmó. 

Consideró que los diputados deben entender la necesidad de que el gobierno busque fuentes alternas para obtener ingresos, pero que no sigan lesionando a los empresarios que de por sí han resultado afectados por la pandemia. 

“Aceptamos, sin concederles la razón, de que quizá el cobro de 10 dólares por turista que ingrese a Quintana Roo es el mejor mecanismo para captar más ingresos, pero yo diría que deben buscar a quienes no están pagando impuestos al ingresar a Quintana Roo como por ejemplo los turistas de cruceros”, expuso.

Dijo que en estos momentos los demás turistas que ingresan a Quintana Roo pagan un promedio de 2 mil pesos por concepto de impuestos. 

Afirmó que los empresarios rechazan de manera tajante la aplicación de nuevos impuestos: “que busquen recursos donde no hay recaudación, que amplíen la base gravamen no a los que están cautivos en el sistema recaudatorio”.

Reiteró que el Estado debe hacer que paguen impuestos aquellos dedicados a la informalidad, “pues todos debemos contribuir para que el estado prospere”. 

Durante la reunión con los diputados, el sector empresarial propuso que el ejecutivo disminuya su gasto corriente y que, al igual que los empresarios, se apriete el cinturón. 

Eduardo Galavis Ibarra consideró que el ejecutivo debe reducir hasta en un 30 por ciento los sueldos de sus funcionarios para solventar otros gastos y considerar la reducción presupuestal asignada a determinadas dependencias, entre ellas la oficina de representación del gobierno en la Ciudad de México, que tiene un presupuesto de 14 millones, y la oficina de Comunicación Social del gobierno del Estado. 

Propuso que los diputados emitan un acuerdo temporal que permita efectuar esas reducciones y que el estado también se apriete el cinturón como hicieron los empresarios para enfrentar la pandemia. 

Los empresarios afirmaron que en estos momentos y tomando en cuenta el impacto económico ocasionado por la pandemia no se justifica la aplicación de nuevos impuestos. 

Roberto Cintrón advirtió que de aplicar el cobro del 0.35 por ciento al Impuesto Sobre Nómina, los afectados serán los trabajadores ante la imposibilidad de mantener los empleos para pagar impuestos. 

Afirmó que da risa y ofende la inteligencia del sector empresarial cuando escuchan afirmaciones de que no serán lesionados los quintanarroenses. 

Ante el señalamiento de Eduardo Martínez Arcila de que le hubiera gustado que así como reclamaban a diputados locales lo hubieran hecho con los legisladores federales, el empresario hotelero advirtió q los legisladores que se vayan acostumbrando porque comenzarán a defender sus derechos tanto en lo federal como en lo local. 

“No nos vamos a dejar”, advirtió.  (Noticaribe)

 

Noticia Anterior Se busca detonar el proyecto del gasoducto para Cancún
Siguiente NoticiaRecuperación Inmobiliaria
Comentarios (0)
Deja un Comentario